viernes, 27 de junio de 2014

Tus dedos





Esta tarde, a solas en el trabajo, recordé un momento vivido. Con mis dedos apoyados en mis labios, pensativa, giré la cabeza y, entonces, vi en el espejo....tus dedos


... jugueteando a lo tonto, los llevas a mis labios. Empiezas a acariciar mi labio inferior y yo mordisqueo las yemas. Las beso con suavidad, con cariño. Te miro...en ese instante algo cambia.


Comienzas a meterlos un poco más, y los rodeo con mis labios.  Inclinando mi cabeza hacia atrás hago que salgan de mi boca, para volver a sentirlos entrar entre mis labios entre abiertos. Mi mirada te lo dice todo. 



Otro dedo....llenas mi boca, con fuerza, haciendo que tenga que abrirla más. Jugueteas en la humedad. 

Mueves tu mano dentro y fuera, como si me estuvieras follando con ella. Tu lo sabes, sí lo sabes...Sabes que me excita muchísimo que juegues así con mi boca y no dejas de observar mis reacciones.


Aprietas con fuerza tus dedos dentro de mi, sujetando con el pulgar mi mandíbula. Y me mueves a tu antojo. Así, sujeta con la boca. Como un animal en tus manos. 

Mueves tu mano, me mueves a mi... a izquierda, a derecha. Haces que tenga que alejarme de ti o acercarme hasta rozarte.

Sólo soy tu voluntad. 

Porque soy un juguete en tus manos.


Hasta que sacas tus dedos empapados de mi boca, y agarrando de mi pelo.... me usas.



Moët.


1 comentario:

  1. Los juegos incitan la sensualidad y sexualidad, hay que saber jugarlos y también sentirlos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar