miércoles, 15 de enero de 2014

Cómo hacer tus propias muñequeras BDSM

Este será un post diferente al resto. Por orden de mi Señor, he tenido que hacerme con unas muñequeras y tobilleras para que me pueda atarme y usarme de la forma que desee y de una forma más práctica y cómoda para ambos.

Después de ver el estupendo blog de Dómina Nut, El Taller de Bricosado, me sugirió, más bien, me ordenó, que me las hiciera yo misma. Dicho y hecho. Ahora que las tengo, quiero enseñaros cómo las hice de una forma muy baratita y sin pasar por ningún Sex Shop.
Debo confesar que la experiencia de ir a la tienda, elegir entre todos los collares, y acabar comprándolos me resultó tremendamente excitantes. No hacía más que imaginarme con ellos puestos, a merced de mi Señor, diponible para lo que Él quisiera hacer conmigo. Miraba y miraba los collares, con la mirada perdida, sin dejar de imaginar....


1.  Toma conciencia de tu condición de perra y ve a cualquier tienda donde vendan collaresen cualquier bazar los encontrarás, y con un gran surtido. Estuve dudando entre estas tres. Pensando en que agarraren bien y que no hagan daño al forzarlas y mover las muñecas elegí una correa un poco ancha y con la menor decoración posible.



  2.       En la misma tienda, le pedí al dependiente que me hiciera en los collares unos agujeros extras.  Para saber dónde los quería, cogí uno de los collares y me lo coloqué, ante su atenta mirada, en la muñeca para cerrarlo y ver dónde necesitaba los agujeros. Mantuvo el tipo y ni cambió el gesto al ver mis actos.     Todo un profesional. Me devolvió mis  collares con 3 agujeros extras a mi medida. Podéis apreciar los nuevos agujeros en la foto. En principio el collar sólo traía los 3 más a la derecha.


3- Compré también en el mismo lugar los accesorios que veis en la foto. Un mosquetón doble y  estos ganchos, con idea de ponerlos en las muñequeras y poderlas agarrar a cualquier cuerda o soporte.


4- Una vez en casa, hice un corte por donde veis, para que no molestara la parte que sobra y dando forma redondeada al extremo para evitar molestias con los roces.



Y voilá, ya tenemos muñequeras nuevas y baratitas, y con el morbo añadido de haber sido compradas por la perra que las llevará y  ser hechas por una misma.


Aquí podéis ver cómo quedan con el mosquetón puesto. Realmente algo muy útil y práctico, y que da mucho juego.

Coste total:  4,5 euros cada collar + 3.75 cada mosquetón doble.


Para las tobilleras compré otro día un par de collares más, aunque no pude encontrar dos iguales que los usados para hacer las tobilleras y otro mosquetón doble. A éstos también pedí que me hicieran algún agujero extra, pero luego, no he tenido que cortar nada. Aquí tenéis el resultado final:



Ahora sólo queda que mi Señor decida usar el kit completo conmigo. Os confieso que lo estoy deseando. Cuando ocurra, prometo compartilo con vosotros.

Y si os animáis a hacer vuestras propias tobilleras o muñequeras, espero que vosotros lo compartais conmigo.

Besos, Moët

3 comentarios:

  1. Es que no siempre hay que gastarse un pastizal...

    ResponderEliminar
  2. Estupendo................una gran demostracion practica, de entrega y de comunicar a las perras, como deben complacer a sus señores
    Gracias por tu extensa explicación

    Saludos
    j19

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el aporte :)
    Una forma sencilla y baratita para ser una buena perrita de tu Amo.
    Deseando que nos cuentes ese encuentro si decide usar el kit completo contigo.
    Un besazo

    ResponderEliminar