viernes, 28 de junio de 2013

Los caprichos de mi amo

Entre los caprichos de mi Amo, entre sus lúdicos entretenimientos está el ponerme de rodillas sobre la cama,  como una perrita, y hacerme caminar hacia su polla. 
Lo hace, a veces, cuando comprueba que estoy tan caliente que no soy dueña de mi. Y allí voy, moviéndome rápidamente hacia su polla. El me deja saboreándola para luego obligarme a retroceder hasta el otro extremo del tálamo. Y nuevamente me llama, y como el animal obediente que soy en ese momento vuelvo gateando hasta ella otra vez, para chuparla un poco, y dejarme con las ganas, como una niña a la que le quita el chupa chups, y así el juego continúa una y otra vez hasta que, apiadándose de mí, me deja saborearla al completo, succionando y lamiendo, con ansias y hambre de polla. Entrando en mi boca una y otra vez, sintiendo su polla en mi lengua, haciéndole sentir todo el goce imaginable con mi boca, y entonces…cuando estoy entregada en mi empresa, comienza a azotar mi trasero, provocándome más placer del que podría hacer nadie con cariñosas caricias, haciendo que esa mezcla de dolor, disfrute y sometimiento me lleven al éxtasis, al mayor de los placeres, rompiéndome en mil pedazos…
A veces, tengo suerte y él deja de un lado el control y decide abandonarse. Es entonces cuando me honra con el sabor de su semen en mi paladar.

Moët

2 comentarios:

  1. delicioso ..............relato ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Gracias!! Siempre es un placer recibir vuestros comentarios! Besos Moët.

    ResponderEliminar